Comunicado del rector de la Universitat de Barcelona

Ayer viernes día 3 de abril a las 20.23h. el rector de la Universitat de Barcelona, Joan Elies, emitió el siguiente comunicado:

Teniendo en cuenta la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y las medidas que deban aplicarse para contenerla, y dada la elevada probabilidad de que no sea posible retomar la actividad académica normal durante lo que queda del curso 2019-2020, de acuerdo con el presidente de la Generalitat, la consejera de Empresa y Conocimiento, y los rectores de las demás universidades catalanas, he resuelto suspender la docencia presencial correspondiente al segundo cuatrimestre hasta la finalización del curso. Toda la actividad docente restante se llevará a cabo de manera no presencial.

En este sentido, comunico que:

- Las pruebas de evaluación final previstas se mantienen de forma presencial a la espera de la evolución de la pandemia y de las medidas que deban aplicarse para contenerla, que dictarán las autoridades competentes. En todo caso, en la UB continuamos trabajando en la previsión de dos escenarios: la posibilidad de hacer las pruebas presencialmente y la necesidad de hacerlas de forma virtual; por ello, se están elaborando distintos planes de actuación para cada uno de estos escenarios.

- Se ha acordado con los centros la flexibilización de los plazos para que los estudiantes puedan acogerse a la evaluación única.

- El 22 de abril se celebrará un Consejo de Gobierno en el que se llevará a aprobación la adaptación del calendario académico para dar flexibilidad a los centros y/o enseñanzas, con el fin de que puedan organizar todas las actividades docentes que sea imposible realizar de forma no presencial, así como el documento de orientaciones e indicaciones generales de funcionamiento de la docencia para el período que queda hasta final de curso, que elaborará previamente la Comisión Académica.

- En este marco de excepcionalidad, también estamos trabajando para dar respuesta a las diferentes circunstancias económicas de los estudiantes y estamos insistiendo a las autoridades competentes para que adopten medidas excepcionales en el decreto de precios de la Generalitat y en las condiciones de la beca general del Ministerio.

Informo, además, de que hoy la Comisión Económica del Consejo Social ha ratificado la resolución del rector, de 19 de marzo, que prevé que los recibos de matrícula que no se hayan podido satisfacer durante el periodo de cierre de edificios e instalaciones de la Universidad no generen recargo, y que mientras dure la situación de alerta sanitaria queden interrumpidos los procesos vinculados a la suspensión temporal de derechos del estudiante por impago de la matrícula. Asimismo, se refuerza el programa BkUB para ayudar a los estudiantes con dificultades económicas especiales o circunstancias personales sobrevenidas. A este respecto, el plazo para presentar solicitudes, que finalizaba el 30 de abril, está suspendido mientras dure el estado de alarma decretado por el Gobierno del Estado en el RD 463/2020, de 14 de marzo.

En función del número de solicitudes recibidas, se habilitará el incremento del crédito disponible, de acuerdo con las disponibilidades presupuestarias de la Universidad.

Es voluntad de la UB continuar trabajando de manera coordinada con el resto de universidades catalanas en la toma de decisiones que afecten a la docencia y la evaluación de los estudiantes, para mejorar y ajustar, en este nuevo contexto general, el conjunto de procesos y estrategias de la enseñanza-aprendizaje en curso, así como la globalidad diversa de herramientas y recursos tecnológicos de apoyo.

Quiero seguir transmitiendo a toda la comunidad universitaria un mensaje de tranquilidad. Nadie perderá este curso universitario y los estudiantes de los últimos cursos se podrán graduar.

Todo el equipo de gobierno de la UB y los equipos decanales seguirán trabajando desde la corresponsabilidad y la coordinación para asegurar el mínimo impacto de estas circunstancias en el aprendizaje de los estudiantes, para poder garantizar la adquisición de las competencias correspondientes y la superación del curso académico, siempre dentro del pertinente marco legal que dé seguridad jurídica a las titulaciones impartidas.

 

Joan Elias
Rector


Barcelona, 3 de abril de 2020